Últimos temas
» ¡Naruto Legends Abre sus puertas!
Mar Sep 30, 2014 10:31 pm por Kisho

» Lyurand Terris [Normal]
Miér Sep 17, 2014 2:15 am por Invitado

» Hola a todos
Sáb Sep 13, 2014 3:46 pm por Kizaru

» The Soom Council - Afiliación Normal
Lun Sep 08, 2014 7:18 am por Invitado

» Surprise Rol [Afiliación Élite] - Confirmación
Dom Sep 07, 2014 10:49 am por Invitado

» DUDAS: ¿El foro murió o qué pedo? ¿Y los torneos?
Miér Sep 03, 2014 9:30 am por Mikoto

» The Soom Council - Cambio de élite a Normal
Dom Ago 31, 2014 7:16 am por Invitado

» Strange Land | Afiliación Normal.
Mar Ago 26, 2014 11:54 pm por Invitado

» New World-Afiliación élite
Miér Ago 20, 2014 6:04 pm por Invitado

HERMANOS
ÉLITE
Time Of HeroesFairy Tail Sekai Painful Liberty Crear ONE PIECE SEA CROWN INTERNADO NEBLOOD Bleach: Shadow Of Seireitei Ever After Kingdom

(Flashback) Tatsumaki, la perdición de los demonios

Ir abajo

(Flashback) Tatsumaki, la perdición de los demonios

Mensaje por Archaengel el Dom Mayo 18, 2014 7:35 pm

"Hace siglos, Tatsumaki fue forjada para el gran héroe Henry Shieldarm. Combatió ejércitos él sólo, derrotó a los más temibles seres de otros mundos, alejó el terror de cientos de vidas. Así de poderoso fue. Su katana era temida por todos los seres de la oscuridad, pues había sido teñida con su sangre incontables veces. Se le llamó héroe, loco, carnicero, asesino, mártir, profeta, ángel y demonio, pero no era ninguna de esas cosas. Henry era un hombre más que había decidido tomar el camino de la valentía, el camino de la lucha, para proteger a las personas que quería. Ése era su camino, su ley, su razón de vivir. En todas las peleas daba absolutamente todo de sí mismo para no deshonrar a su oponente, por más insignificante o malvado que fuera.

Cuando se enteró que un ejército de demonios se acercaba para despojar de su trono al rey de todas las naciones, Henry Shieldarm le pidió al mejor herrero que existía que forjara para él la mejor katana para pelear contra demonios. Uno no puede bloquear los ataques de esas temibles criaturas, por lo que había que desarrollar mucho el arte de esquivar y atacar con velocidad. Debía ser una katana ágil, liviana, poderosa. El herrero forjó el filo con el mejor acero, mezclándolo con la sangre del demonio más poderoso al que se había enfrentado: Papuru, una enorme y perversa criatura púrpura de otra dimensión a la que no había podido matar, pero sí la hirió gravemente. Quiso que su espada tuviera esa sangre para que volviera al cuerpo de donde vino cuando finalmente le asestara el último golpe al gran demonio.

Dos meses pasaron y la legión demoníaca llegó a las puertas del gran castillo del rey. Estaban preparados para enfrentar al ejército real, pero en vez de eso se encontraran cara a cara con Henry. Chillaron y se lamentaron a gritos cuando vieron la espada que tenía en la mano, pudiendo sentir la sangre arrancada del cuerpo de uno de ellos. Con furia lucharon, pero fue en vano. El poderoso héroe mató esa noche a más de mil demonios."

- ¿Más de mil? - preguntó el pequeño Jacques Shieldarm con los ojos como platos.
- Sí - contestó su abuela - ¡Puede que hasta diez mil!

El niño que crecería para ser conocido como Archaengel corrió al jardín para practicar. Había heredado a Tatsumaki, la legendaria katana de su antepasado, Henry Shieldarm, que era llamada "la perdición de los demonios". Al esgrimirla pudo hacerlo con total facilidad. Era gracioso ver al pequeño niño sosteniendo un arma tan larga, pero  la sentía ligera, fácil de controlar. También podía sentir un gran poder en ella, como si hubiera sido forjada para él. Día tras día tras noche tras noche practicó con ella hasta que la sintió como una extensión de su brazo. Su estilo de combate se fue desarrollando con los años, practicando diferentes estilos. Para él esgrimir a Tatsumaki era un arte, una danza específica que variaba según su estado de ánimo. Cuando estaba contento, triste, enojado, con energías o cansado, salía a practicar con ella. Sus movimientos eran variados, pero siempre mantenía una postura serena, concentrándose en sus alrededores como si los cinco sentidos normales no determinaran nada, sino un sexto sentido que le hacía "sentir" su entorno. Cerraba los ojos y comenzaba una serie de complejos pero gráciles movimientos.

Al cumplir los trece años de edad, su abuela le regaló una segunda katana. Ésta era más pesada, no tan ágil cómo como la que había heredado. Sin embargo, entendió a la perfección su utilidad: bloquear y dar poderosos golpes. No era una katana extraña, sólo una común o corriente, pero estaba tan acostumbrado a usar la otra que requirió que usara muchísima fuerza para mantener su estilo con esta nueva adquisición. Tras dos años de practicar con las dos katanas por separado, decidió adaptar su estilo a algo completamente nuevo: usar ambas espadas al mismo tiempo. Esgrimiendo a Tatsumaki en su mano izquierda y a la otra en la derecha, Jacques creó danzas nuevas, armonizando los movimientos de esquive, bloqueo y ataque al máximo. Esto mezclado con su magia de la dimensión púrpura le permitió adaptar su cuerpo a todo tipo de situaciones. Kazuyo, su mejor amiga de la infancia, entrenaba con él para perfeccionar las habilidades de ambos como duelistas, espadachines y magos.

Luego del incidente que le costó la vida a su amiga y a su abuela, Archaengel comenzó a entrenar y ganarse la vida como mago independiente realizando los trabajos que encontraba adonde fuera. Su único objetivo era practicar para poder derrotar al demonio que acosaba su existencia, aquel culpable de toda su desgracia: Papuru, el gobernador de la Dimensión Púrpura. Durante sus viajes fue desarrollando una relación con la espada muy poderosa que le permitiría derrotar rivales más poderosos que él. Algunos hechizos le permitieron formar un estilo de combate único que sólo él puede realizar debido a su lazo con la Dimensión Púrpura. Es conocido como un caza-recompensas, un héroe, un villano, un asesino, un salvador, un profeta, un loco, un ángel y un hombre. La realidad es que se está preparando para ser un cazador de demonios. Para que nadie en esta tierra sufra como él sufrió, para limpiar de mal al mundo, porque al final nada es más importante que eso.

Tatsumaki tiene voluntad, Jacques lo puede sentir. Desea acabar con la existencia de los seres oscuros, ansía su sangre. Dentro de ella se encuentra la sangre de Papuru, cargando en ella el poder de la Dimensión Púrpura así como lo carga la sangre del pelinegro. Juntos conseguirán hacer justicia y destruir para siempre a esa horrenda criatura.
avatar
Archaengel


Datos
Equipo: Katana común y Tatsumaki

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.