Últimos temas
» ¡Naruto Legends Abre sus puertas!
Mar Sep 30, 2014 10:31 pm por Kisho

» Lyurand Terris [Normal]
Miér Sep 17, 2014 2:15 am por Invitado

» Hola a todos
Sáb Sep 13, 2014 3:46 pm por Kizaru

» The Soom Council - Afiliación Normal
Lun Sep 08, 2014 7:18 am por Invitado

» Surprise Rol [Afiliación Élite] - Confirmación
Dom Sep 07, 2014 10:49 am por Invitado

» DUDAS: ¿El foro murió o qué pedo? ¿Y los torneos?
Miér Sep 03, 2014 9:30 am por Mikoto

» The Soom Council - Cambio de élite a Normal
Dom Ago 31, 2014 7:16 am por Invitado

» Strange Land | Afiliación Normal.
Mar Ago 26, 2014 11:54 pm por Invitado

» New World-Afiliación élite
Miér Ago 20, 2014 6:04 pm por Invitado

HERMANOS
ÉLITE
Time Of HeroesFairy Tail Sekai Painful Liberty Crear ONE PIECE SEA CROWN INTERNADO NEBLOOD Bleach: Shadow Of Seireitei Ever After Kingdom

The war is coming. (Cap I: Hiroto)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The war is coming. (Cap I: Hiroto)

Mensaje por Saika el Mar Jun 10, 2014 9:14 pm

---> Informe de la región sur, por aquí todo a marchado bien, tal y como lo orden los hombres regresaron con sus familias, hubieron quienes quisieron volver a una vida normal y acatando sus órdenes los dejamos pero aún tenemos un buen número de hombres a su servicio, todos esperan impacientes sus órdenes, no hemos olvidado nuestros ideales. <---

Central de la costa Meridional.



Como de costumbre un mensaje sin ningún tipo de nombre, solamente la dirección para que Saika se pudiera ubicar de mejor manera, en cierta manera estaba un poco aliviada, sus hombres estaban bien y algunos habían regresado con sus familias, ¿Cómo no sentirse un poco feliz? Las cosas al menos para ellos habían mejorado, la guerra no era una vida para cualquiera… Pocos la elegían, o bien, eran elegidos por ella, quien sabe. ---> Buen trabajo. <--- Fue lo único que le dijo a su halcón que se posaba sobre su brazo izquierdo obviamente protegido como de costumbre, si bien conocía a su compañero esto no podía hacer nada para ocultar sus garras bastante filosas, había volado una gran distancia solo para traerle ese informe, después de todo no había hecho mal al curarlo cuando este estaba herido.

Soltó un pesado suspiro mientras miraba hacia el horizonte, a sabía cómo se encontraba la zona Sur pero aún no tenía muchos indicios de los demás, ¿Estarían bien? ¿Se habrían olvidado? No podía perder el tiempo, tenía que acortar camino para poder ir organizando de mejor manera a su pequeña “Tropa”, el mundo no estaba a salvado, mucho menos con la repentina aparición de los dragones, y junto con ellos a sus “Aprendices”. Bueno, no comenzaría a ponerse de mal humor a una hora tan temprana, recién estaba comenzando el día como para querer que terminara, ¿Qué hora era ya? Serian con suerte las dos de la tarde, aun le quedaban unas pequeñas tareas por hacer antes de abandonar el lugar.

Dejo otro mensaje atado a los pies de su compañera para luego dejar que volara a su próximo destino, sacando un encendedor de su traje para quemar la antigua carta, nadie tenía que saber que esos mensajes existían siquiera. Mientras bajaba de la colina en un rápido descenso trataba de ir poniendo en orden su “Itinerario”, tenía que pagarles de alguna forma a la amable anciana que le dejo pasar la noche en su posada producto de la fuerte lluvia, según había escuchado una extraña criatura estaba rondando el bosque atormentando a los habitantes robando su ganado y arruinando sus cultivos, nada muy “Peligroso” a decir verdad, era una buena forma de retribuir sus buenas intenciones.

Antes de ir a visitar Crocus o Era añadir otro trofeo a su lista no estaría nada mal… Todos salían ganando, ¿No? El bosque era un tanto espeso pero tenía senderos bien marcados, la luz entraba por en medio de las hojas de los grandes árboles generando un agradable paisaje, el día estaba soleado y el viento era ligeramente frio lo cual generaba un paraíso para ella, frio y calor…

No tuvo que caminar demasiado para comenzar a ver los rastros de la supuesta bestia, huellas y ramas rotas, marcas de garras en árboles, según su experiencia aquellas marcas significaban que solo estaba marcando su territorio, quien sabe cuántas bestias más se podrían encontrar en este lugar… Definitivamente era un lugar interesante por el cual pasear, quien sabe cuántos secretos se podrían encontrar en ese lugar, ¿Cuántas cosas podrían serle de utilidad? Quizá por cosas como esas era que prefería los bosques a las ciudades aglomeradas de personas…

¿Tendría balas para todos?


Off-Rol:


La hermosura que Saika esta persiguiendo (?) Eres libre de poner lo que quieras para entrar en el tema, si ya estas peleando con la bestia o que se yo ~ No lo quise hacer en una ciudad porque pensé que como "creo" que perteneceré al consejo mágico hacer desastres no me conviene.. Espero entiendas, mejor salvar pueblitos (?)

PD: Hable con un ADM Para que cuando llegado el combate comencemos a dar X numero de lineas para que nos cuente como entrenamiento de Stat y podamos subirlo, por X numero me refiero al numero que te piden para subir 1 - 2 - 3 stat, cualquier duda que tengas MP y te aclaro mejor ~!

PDD: Solamente cuando estemos combatiendo nos contaran las lineas para subir el stat, osea, por ejemplo, este post de "Presentación" no cuenta para nada xD Para que sea lógico ~  
avatar
Saika


Volver arriba Ir abajo

Re: The war is coming. (Cap I: Hiroto)

Mensaje por Hiroto el Miér Jun 11, 2014 3:17 pm

► Sometimes you win, sometimes you lose
but this time I'm not willing to lose. ◄



► Reino de Fiore, Montañas Centrales ◄


Como era común en la vida Hiroto, éste viajaba por todo el reino de Fiore tratando de no ser descubierto por sus orígenes como Dragon Slayer, a veces él mismo se preguntaba el porqué había tanto desprecio hacía ellos cuando siquiera tenía la culpa de lo que el primer DS hizo a esa ciudad. En cierto modo le enfurecía pero el hecho de saber usar ese tipo de magia que se consideraba perdida fuera razón suficiente para exterminar a los usuarios le encabronaba aún mas.

¿Es que acaso todos somos iguales, o qué?

Pronunció aquellas palabras con un tanto de decepción y rabia a la vez mientras se encontraba sentado sobre la rama de un árbol, observando el horizonte con desdén y ganas de poder entrar en alguna ciudad sin ser despreciado, señalado o incluso insultado. Cerró los ojos y dejó que el viento le soplase en la cara disfrutando del momento pues solamente duró unos segundos. Abrió sus ojos para poco después mostrar una mirada seria observando a su compañero Exceed quién le asintió con la cabeza dejando claro a Hiroto que no estaban solos en aquel enorme bosque.

Supongo que tocará hacer un poco de trabajo duro y terminar con esas bestias.

Se levantó apoyando su mano al tronco para finalmente crujir sus puños y sonriendo mientras trataba de localizar el rastro de aquellas bestias. Una vez que lo hizo, soltó un leve suspiro y se colocó bien su poncho de color blanco y con una simple línea negra a un costado de éste. Se ocultó sus brazos dentro de la capa y se limitó a dar un gran salto para posar sus pies sobre la tierra, sonrió de lado mostrando sus colmillos y se terminó de colocar la capucha para finalmente empezar a caminar con total sigilo hacía el olor que estaba detectando, aunque ya de por sí lo tenía fijado como si de un animal se tratase, algo común en los dragon slayer, después de todo era una habilidad que obtenían.

―"... Alguien mas está en el bosque, y es el aroma de una mujer... Si me ve seguro que querrá matarme."―

Tragó saliva al pensar en aquello, no quería meterse en problemas y mucho menos luchar si no era por su propia vida o para terminar con lo que él llamaba "el lado oscuro del mundo", en otras palabras, a los Magos Oscuros, aunque cabía destacar que quería ir a por el primer DS por el desastre que provocó ya que por culpa de ello los que son como él están en constantes problemas. Mientras meditaba todo aquello por su mente se detuvo en brusco haciendo gestos con la nariz demostrando que estaba olfateando, se giró un poco y miró hacía el árbol, habían marcas de arañazos lo que significaba que estaba en el territorio de aquellas bestias.

Que empiece la acción.

Trepó por el tronco del árbol y empezó a ir de uno a otro tal cual ninja y con total silencio, Hiroto era bastante habilidoso y por eso se consideraba un shinobi. Con una cara seria se acercó cada vez mas a la bestia hasta que terminó por alcanzarla, sin detener su velocidad se lanzó sobre ella para propinarle un golpe sobra la nuca y dar un salto hacía atrás quedando frente a él llamando la atención de éste, algo que quería hacer desde un principio para enfrentarse cara a cara a él.


Off-Rol:
Bueeeno, pues por el momento solo puse que le di un golpe ya que no tengo los hechizos aceptados xD Aunque creo que los aceptarán dentro de nada, por otra parte me parece bien eso de los Stats, mucho mejor, tendremos acción y aumento de poder (???) xDD

Cualquier cosa sobre el post que esté mal me lo haces saber por MP~


Última edición por Hiroto el Mar Jul 15, 2014 11:53 am, editado 1 vez
avatar
Hiroto


Datos
Equipo:

Volver arriba Ir abajo

Re: The war is coming. (Cap I: Hiroto)

Mensaje por Saika el Jue Jun 12, 2014 5:56 am

Seguía caminando con tranquilidad pero sin dejar de prestar atención a su alrededor pues al fin y al cabo estaba en un ambiente bastante peligroso, nadie sabía lo que se podría encontrar en un lugar como este, era una mujer que se sabía cuidar sola y no necesitaba a nadie que la protegiera, mas aun así siempre era bueno irse con cuidado para evitarse una desagradable sorpresa, pensaba que se tardaría un poco más para poder encontrar la bestia, que tendría que recorrer los lugares con un poco más de profundidad y seguir los rastros por un par de minutos pero quizá simplemente tuvo suerte al escuchar el rugido de la bestia, no era muy común que una bestia “Inteligente” que le gustaba cazar en sigilo revelara su posición de esa manera… Algo estaba pasando, tenía que sacar provecho de todo para ser la máxima depredadora.

La criatura por su parte se alzó sobre sus dos patas, mirando hacia atrás para poder encontrar a quien la había perturbado, no le fue difícil siendo de que este parecía no tener intenciones en esconderse y mucho menos en huir, quizá podría considerarse un acto honorable no atacar a muerte sin que este sepa antes donde estas… En los cuentos de hadas quizá, donde están los caballeros y dragones aunque suene muy irónico todo esto, en el reino animal muy pocas veces un león le rinde tributo a su presa, la naturaleza siempre había dictado las reglas del más fuerte y el más débil.

Su figura de tres metros o casi cuatro podía intimidar a cualquiera, superaba en creces en fuerza y en velocidad a cualquier criatura que se encontrara por estos alrededores, para cuando volvió a apoyarse en sus cuatro patas recién entonces la dama llego al pequeño claro, aunque no fue muy bien recibida… A penas si tuvo tiempo para poder esquivar la “Embestida” de la enorme bestia impulsada por sus cuatro extremidades, su objetivo era desgarrar con sus dos garras el cuerpo de ambos jóvenes, pero su ataque no terminaría con ese simple movimiento, ya había calculado con total inteligencia un método de ataque, antes de que se estrellara contra un árbol giro sobre su eje para apoyarse en este con ambas piernas y volver a ejecutar el mismo movimiento, saltando entre cada árbol usando nada más sus garras para atacar, manteniendo el equilibrio con las “Alas” que surgían de su espalda, si bien estas no le servían para volar podía controlarse bien en el aire.

¿Presentarse? Tenían otras preocupaciones en estos momentos, no podía enfocarse demasiado en el otro joven pues si se atrevía a desviar su mirada podría salirle muy caro. Por más que se levantara no podía estar todo el combate esquivando las arremetidas de la criatura, tenía que pensar y rápido, era obvio que primero necesitaría un pequeño descanso para crear una situación un tanto más favorable para ellos… En una de las embestidas aprovecho de saltar para girar sobre su propio eje, quedando ligeramente arrodillada aprovechando de sacar una de sus pistolas que tenía en su pierna para disparar al próximo árbol donde trataría de apoyarse, usando obviamente su “Sobrecarga”, el árbol por la falta del poder de la maga no se rompería por sí solo, ya había resistido los potentes saltos de la bestia y de por sí ya estaba un tanto marchitado.

Con su otra mano saco otra pistola, apuntando al cuerpo de la bestia el cual se encontraba un tanto inestable pero parecía que ya había entendido el “Mecanismo” de aquel extraño artefacto, antes de que Saika pudiera disparar este recobro su postura en el árbol que se estaba cayendo para entonces volver a saltar solo para sumirse en la profundidad del bosque, no estaba huyendo, regresaría dentro de poco pues aquel golpe que le habían dado hirió gravemente su orgullo.

Recobró su postura, mirando el cañón de su pistola que se encontraba estropeado, aun no tenía el poder suficiente y mucho menos los recursos para poder conseguir armas de mejor calidad… O quizá aún no controlaba su poder, habían muchos factores alternos. Lanzo su pistola estropeada a un costado, ya no le servía, esta desapareció de inmediato para dar lugar a otra en las manos de la mujer, pasando a guardarla nuevamente en su pierna. ---> ¿Qué haces aquí? <--- Le preguntó sin siquiera verlo, sin siquiera poner algún tipo de cuidado por su persona, ¿Qué le importaba si estaba herido o no? No lo conocía, le daba prácticamente igual.

Tenía otras cosas mucho más importantes en las que pensar, acomodo sus guantes un poco, pasando la pistola de la mano izquierda a la derecha por simple comodidad, recién entonces dignándose a girar un poco su cuerpo para ver al muchacho el cual al menos para ella tenía la apariencia de ser bastante joven…

Es peligroso.


Off-Rol:
~ Cuarentaisiete  lineas ~
avatar
Saika


Volver arriba Ir abajo

Re: The war is coming. (Cap I: Hiroto)

Mensaje por Hiroto el Vie Jun 13, 2014 12:44 pm

Quizá no debí golpearlo...

Susurró para si mismo con un tono arrepentido pero sin otro remedio que luchar, además de que Hiroto prefería ver lo positivo de aquella pelea que él mismo había iniciado y era que lograría entrenar sus capacidades físicas y mejorar sus reflejos, bueno, si es que aquel bichejo era rápido pues cuanto más velocidad tuviera mas tendría que reaccionar el pelirrubio a sus movimientos. Hiroto observó con atención a la bestia quién se puso a dos patas para observar quién había sido el que le había golpeado, aunque el mismo Hiro le había ahorrado las molestias colocándose frente a aquella criatura sin borrar su típica sonrisa.

A pesar de su gran tamaño que se acercaba a los cuatro metros y con su figura potente, Hiroto no se sentía para nada intimidado, de hecho mantuvo la calma para evitar hacer cualquier tontería. Cuando el animal se volvió a colocar de cuatro patas, una chica llegó, la misma que el muchacho había olido rato atrás, ver aquello hizo que Hiroto se preguntase el porqué estaba allí y que estaba loca pero antes de poder reclamarla la bestia hizo una embestida contra ambos sacando sus garras, literalmente, para partirlos en dos.

―"Menuda velocidad."―

Fue lo único que pensó Hiroto quién apenas logró esquivar aquel primer movimiento del enemigo saltando hacía un lado haciendo una pequeña acrobacia llamada "la mortal". Colocó su mano sobre el suelo para frenar un poco. Se levantó lo mas rápido que pudo y cerró los ojos concentrándose para ejecutar una técnica y susurrarla.

Kankyō Tsumetai

Aquellas palabras sonaron secas al unísono en que una neblina se iba formando alrededor del chico en un rango de cinco metros. No era una técnica ofensiva, lo único que hacía era facilitar a Hiroto su ejecución de técnicas al momento de luchar. Volvió a esbozar una sonrisa mostrando sus colmillos y en cuanto abrió los ojos, éstos se habían tornado de un tono rojizo con pupilas rasgadas, por no decir que sus bigotes habían aumentado un poco.

Antes de volver a actuar, dejó que la chica hiciera sus movimientos, no la miraba en ningún momento pero podía llegar a verla de reojo durante unos pocos segundos. Sin perder mas el tiempo, y aprovechando la herida que le había hecho la muchacha, volvió a ejecutar otra técnica pero estaba se abalanzó otra vez contra la bestia pronunciando el nombre del ataque.

¡Karyū no Ken Aisu!

Golpeó tan fuerte como pudo el torso de la bestia pero ésta logró evitarlo, al menos una parte, pues recibió parte del daño que aquella técnica hacía. Al ver como la bestia se adentraba a la oscuridad del bosque Hiroto no vitó hacer un pequeño gesto de rabia que sonó como un "tsk" demostrando que aquello no le hizo gracia. Disipó la neblina y se sacudió las ropas quitándose la capucha para dejar ver su rostro esta vez normal ya que no estaba haciendo uso de sus poderes como Dragon Slayer.

Sin dirigir una palabra hacía ella, Hiro se limitaba a decirle a su compañero Ken, quién se encontraba volando por el cielo, que bajase y así lo hizo pues el exceed se posó sobre su cabeza tumbándose demostrando la confianza que había entre ambos. Hiro sonrió y acarició la cabeza del gato para desviar su mirada hacía la chica quién le había preguntado que hacía allí. Se limitó a sonreír.

Vigilar el bosque, no sería muy agradable que esas bestias bajasen al pueblo... Además, allí hay una persona que... Err... Bueno, me acogió cuando llegué allí.

Se rascó la mejilla con el dedo índice derecho y con los ojos cerrados, aún sonriente, tras decir aquello. Fue entonces cuando el gato interrumpió demostrando su preocupación por el chico.

¿No estás herido, verdad, Hiro?
No, estoy perfectamente Ken. No te preocupes.

Realmente a Hiro no le importaba responder al pequeño neko después de todo eran amigos, en ese momento notó como la persona que estaba allí le miró, no se molestó en absoluto pero le pareció extraño ya que normalmente los que eran como él no eran ni siquiera vistos, pasando desapercibido como fantasmas, en algunas ocasiones, claro. Giró su cabeza un tanto fastidiado cuando ella le dijo que era peligroso, no le gustaba que los adultos, es decir, los mas grandes a él, le tratasen como niño, por lo que se podía observar la mejilla izquierda inflada y sus labios con morros.

... No encuentro peligroso esto, es mas bien mi forma de vida, o algo así.

Se cruzó de brazos pensativo, con ojos cerrados y piernas cruzadas. Era algo que hacía cuando dudaba de algo o se ponía a pensar, en cierto modo siempre estaba en peleas pero no era algo de lo que sobrevivía por lo que no estaba muy seguro de si aquellas palabras fueron las indicadas para decir. Antes de tratar de corregir aquello sus sentidos se activaron al escuchar los sonidos de ramas moverse, estaba claro que aquello no se había acabado por lo que dejó caer sus brazos muertos y se acercó a la chica hasta quedar a unos dos metros de ella.

Algo se acerca, mantente alerta.


Off-Rol:
63 líneas.

PD. He sumado algunos guiones con líneas inacabadas o que tienen pocas palabras ^^
avatar
Hiroto


Datos
Equipo:

Volver arriba Ir abajo

Re: The war is coming. (Cap I: Hiroto)

Mensaje por Saika el Dom Jun 15, 2014 3:40 am

Repasando un por las acciones de aquel joven se pudo dar cuenta de que por obvias razones era un mago, no estaba pensando todo el día en encontrarse con DS de algún tipo, hace muchos años que no veía uno por lo que por obvias razones ni siquiera había cruzado por su mente el hecho de que el rubio pudiese ser la criatura que más despreciaba en el mundo.  Ya sabía un par de cosas del muchacho con lo poco que le dijo y con lo que vio, era un mago, de seguro estaba viajando, a pesar de su apariencia bastante joven parecía muy lógico de que no estuviera al cuidado de algún tipo de padre, ¿Qué niño bajo la tutela de una pareja mayor estaría recorriendo estos lugares? Simple razonamiento lógico, nada más.

No pudo evitar desviar sus ojos a la criatura que bajo del cielo y se posiciono sobre la cabeza del niño, ¿Qué cosa era eso? Nunca la había visto, quizá pudo haber escuchado algo sobre ellos en algún lugar o tiempo remoto… De igual manera lo ignoraba, si bien solía cazar bestias sus “Gustos” no estaban reflejados en una criatura tan pequeña. Su plan como de costumbre era perseguir a la bestia, encontrarla antes de que ella los encontrara a ellos, algo que hubiera podido hacer sin ningún problema de no ser porque su primer paso se detuvo al escuchar las palabras del joven: “No encuentro peligroso esto, es más bien mi forma de vida, o algo así.” ¿Debería considerarse eso como un acto de valentía o algo parecido?

De inmediato una suave mueca de enojo se formó en su rostro, apretó un poco sus dientes evitando hacer muy evidente su molestia, ¿Cómo es que ese tipo de palabras podían surgir de su boca? Quizá de no ser porque se pudo escuchar cómo es que la bestia se movía por los alrededores ya le tendría el cañón de su pistola en medio de sus cejas. Tratando de dejar su enojo para otro momento acepto que el joven se acercara a ella, asegurándose de que su espalda estuviera próxima a la de el para cubrir el campo de batalla por completo, sin dejar punto ciego alguno.

Lamentablemente tal táctica parecía estar bastante vista por la bestia pues esta no tuvo problema alguno en escalar un árbol para luego cortar el aire con ambas garras, proyectando un total de seis ráfagas cortantes, aquella técnica parecía llevar también un poco de magia, en bosques como estos todo parecía ser “Normal”. Como pudo ser obvio se vio obligada a saltar a un costado para poder evitar el corte, esperando que su “compañero” hiciera lo mismo, no podía estar pendiente de alguien más que no fuera ella pues la prioridad era la vida misma. Aprovecho de que la bestia se encontraba en un mal lugar para moverse y le disparo usando nuevamente su “Sobrecarga”, aquella bala daría en el blanco pero aquellos disparos no causarían mucho efecto en ella, tenía que ir acumulando heridas poco a poco para cansarlo, el desangramiento poco a poco le iría afectando.

Yo me puedo cuidar sola.




Si bien sus comentarios podrían sonar muy poco sociables primero tenían que tener en cuenta un par de cosas muy importantes. Lo primero, ella no había ido al bosque a hacer amigos. Segundo, odiaba que personas tan jóvenes hablaran sobre los “Peligros” como si ya supieran todo sobre ellos. Tercero, no era una princesa en apuros, si llegaban a herirla perfectamente podría volver a tomar sus armas para clavarle sus hermosas balas en medio de las cejas, y a la bestia también.

Mientras la bestia volvía a acomodarse en el árbol para lanzarse al rubio Saika aprovechaba de invocar a Sara/Lara para comenzar a desatar una ráfaga de disparos sobre la criatura, una no la dejaría fuera de combate, dos tampoco… Pero mientras más recibiera más rápido se cansaría, y quien sabe si es que el otro muchacho podría ayudarla a que esto terminara más rápido, ¿O simplemente le serviría como una especie de cebo para que pudiera disparar sin muchas dificultades? Después de todo parecía que la criatura le guardaba cierto rencor al rubio, parecía que en verdad estaba un tanto enojada con él pues no dudaría ni un segundo en entablar un combate cuerpo a cuerpo con él, aprovechando toda la biología de su cuerpo para asesinarlo.

...Puede ser por cosas como estas que mami dice que no debes golpear a bestias asesinas…

Off-Rol:

~ Cincuenta seis líneas ~

Por si las dudas, es obvio que yo como user no tengo nada contra tu pj xD Pero así es Saika, no muy simpática y menos con personas como Hiroto, aunque eso ya lo teníamos más o menos claro en los MP, nada más aclaro. (?)
avatar
Saika


Volver arriba Ir abajo

Re: The war is coming. (Cap I: Hiroto)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.